Parto y posparto

1. Preparación prenatal

Acondicionamiento físico
Nutrición
Talleres
Apoyo terapéutico
Masajes

2. Acompañamiento a un parto respetado

Reunión previa para conocer la casa y la familia
Elaboración del plan de parto
Acompañamiento al nacimiento: trabajo de parto en casa, desplazamiento a la clínica y si es posible acompañamiento en la clínica
Apoyo para un posparto con apego
Tres visitas posparto
Finalización de la dieta o cuarentena

3. Posparto

Masajes para mamá y bebé
Apoyo en lactancia
Nutrición
Cuidados del bebé
Reacondicionamiento físico

Las doulas

Las doulas son mujeres que acompañan a otras mujeres en el camino a la maternidad. Su labor fundamental es dar soporte, tanto físico como emocional durante el parto y el puerperio.

Sus conocimientos abarcan todos los temas relacionados con el embarazo, parto, posparto, lactancia, educación prenatal y acondicionamiento físico, entre otros.

Tener contigo una doula al momento del parto puede:

  • Acortar el tiempo de parto en un 25%
  • Reducir la necesidad de medicamentos para el dolor en un 30%
  • Reducir la necesidad de una cesárea en un 50%
  • Reducir el uso de pitocina en un 40%
  • Reducir el uso de fórceps o cucharas en un 40%

Las parteras

Una partera es una cuidadora de la salud femenina, quien provee una gama de servicios de atención incluyendo seguimiento de exámenes ginecológicos, consejería anticonceptiva, atención prenatal, atención al parto y el puerperio, apoyo en los cuidados primarios del bebé y apoyo en la gestión de la menopausia.

Según el Colegio Americano de Parteras, los beneficios tener una partera, incluyen:

  • Disminución del riesgo de necesitar una cesárea
  • Tasas reducidas de inducción del parto (uso de pitocina)
  • Reducción del uso de la anestesia local
  • Las tasas de mortalidad infantil reducidas
  • Disminución del riesgo de parto prematuro
  • Disminución de desgarros perineales del grado tres y cuatro
  • Aumento de las probabilidades de tener un comienzo positivo para la lactancia materna
  • Aumento de la satisfacción con la calidad de la atención
  • Disminución de tasas de depresión postparto
  • Aumento de la calidad del vínculo mamá-bebé
  • Aumento de la confianza materna y familiar en el parto como proceso natural y fisiológico